lunes, 6 de junio de 2016

SELECTIVIDAD

¡Hola mis koalitas! Hoy, aunque es lunes, quería hablar de uno de los temas que más está ocupando nuestras redes sociales y, además, que tiene preocupados a la mayoría de jóvenes: La Selectividad. 

La Selectividad o PAU (Prueba de Acceso a la Universidad) es una serie de exámenes para los cuales te preparan a lo largo de Bachillerato, con el fin de entrar en una universidad para cursar la carrera que nos guste. Os quiero dar algunos consejos (siempre desde mi propia experiencia y punto de vista) para que paséis Selectividad con la mayor tranquilidad posible. 

1. Ve relajado a los exámenes. Ponerte nervioso justo antes de un examen no te va a servir de nada. Se te olvidarán las cosas y te quedarás en blanco. Sabes lo que has estudiado y la capacidad que te da lo que has estudiado para sacar más o menos nota. Por lo tanto, que te pongas nervioso no va a hacer que te salga mejor el examen, al contrario. 

2. No estudies 1 hora antes. Esto no sirve para nada. Estudiando la hora de antes o los 30 minutos de antes del examen, lo único que vas a conseguir es ponerte nervioso y ahí entramos en el punto número 1. De verdad, estudia poco a poco todos los días, pero no los 5 minutos de antes. Si no te sabes algo, no te lo vas a aprender porque lo leas justo antes de entrar. 

3. Levántate temprano. Levántate mucho antes del primer examen. Desayuna despacio, vístete tranquilo y ve al lugar de la prueba andando o en bici. Despejarás tu mente y no te pondrás nervioso. 

4. Habla con tus compañeros de temas que no sean Selectividad. Olvídate de que tienes que hacer un examen importante hasta que estés entrando en el aula. Concéntrate una vez dentro. No hables de lo que te sabes y de lo que no te sabes. Piensa en otra cosa y habla de temas que no tengan nada que ver con los estudios. 

5. Llévate comida. Come algo, preferiblemente dulce. En algunas aulas puede hacer bastante calor y el azúcar es bueno. Además, activa las neuronas y (según me han dicho) te centras más. Si tienes hambre no te vas a poder concentrar, así que evítalo. 

6. Bebe mucha agua. Pensarás que es mejor no beber agua porque te entrarán ganas de orinar y no te concentrarás, pero es mucho mejor beber agua para ir hidratándote y así haces un mini descansito entre pregunta y pregunta. 

7. Adminístrate el tiempo. Tienes 1 hora y media para el examen. Piensa que es lo que más tiempo te puede llevar y hazlo primero. Después ya sólo quedan las preguntas que para ti son más fáciles y las harás más rápido. Lo más importante es no quedarse pillado en una pregunta. Si no te la sabes pasa a la siguiente y cuando termines, échale un vistazo a la que dejaste en blanco. 

8. Lleva varios bolígrafos. Da igual el color que elijas, pero lleva varios del mismo color. Puedes pintar en la hoja del examen, así que aprovecha para hacerte esquemas o subrayar lo que consideres necesario con otros colores. 

9. Haz esquemas de los temarios más extensos. Aunque el examen no te pida el esquema hazlo, si no quieres hacerlo en el folio del examen, siempre tienes la opción de pedir un folio para hacerlo en sucio (al menos yo la tuve). Te organizarás mejor las ideas y te será mas fácil la redacción. 

10 Lee bien. Lee detalladamente las preguntas, los textos y, si hay test, las respuestas. Esto es la base para hacer un buen examen. Tienes dos opciones, léelas bien antes de tomar una decisión. Si ves que no era la opción más acertada y tienes tiempo puedes cambiar de opción, pero cuidado con lo que puedes tardar en cada pregunta. 

11. No tomes conclusiones precipitadas. Aunque tu creas que has suspendido o que te has equivocado porque a tu amigo no le sale el mismo resultado que a ti, es mejor que no pienses lo peor. Sólo conseguirás ponerte de mal humor y nervioso. 

12. Redacta todo muy bien. Escribe lo mejor que puedas si tienes que hacer una respuesta larga. Le harás un favor a la persona que te corrija el examen y te lo harás a ti mismo. Quizás si no es muy rico en información pero está bien redactado tu nota suba. Sin embargo, tienes que ser breve, un texto largo y pesado cansa al corrector y puede que no lea tu examen con la misma actitud. 

13. Hazlo todo ordenado y limpio. No dejes tachones e intenta escribir lo más recto posible. Los profesores que corrigen los exámenes no nos conocen, así que tenemos que darles la mejor impresión posible para que corrijan el examen con entusiasmo. 

14. Lleva tu DNI siempre. Si no llevas el DNI no entras al examen, así que es un paso básico. 

15. No pierdas tus pegatinas identificativas y ponlas SIEMPRE. A mi se me olvidó poner la del examen de Historia y si me hubiera ido de allí seguramente no lo habrían corregido y todo mi esfuerzo no habría servido para nada. Así que estate muy pendiente de las pegatinas. ES MUY IMPORTANTE. 

Bueno, y creo que esto ya es todo. Si habéis hecho ya la Selectividad, contadme vuestras experiencias. ¿Tuvísteis un despiste como yo? ¿Fue todo genial?

Espero que estos consejos os sirvan y os vaya muy bien en las PAU. 

¡Hasta pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario